…teatro por intuición…


10 razones por las que no puedes perderte ‘Cartas de amor a Stalin’
febrero 18, 2013, 7:55 pm
Filed under: Uncategorized

 

Pongo en situación: el texto de Juan Mayorga cuenta la historia de Mijail Bulgákov, el escritor de ‘El maestro y Margarita’. Resulta que el hombre vivía en los años 20 en Moscú con su bendita mujer. A Iosif Visarionovich (Stalin, para amigos y enemigos) no le caía demasiado en gracia -aunque hay quien dice que sí, puesto que Bulgákov no dio con sus huesos en un gulag (lo que para un escritor que no simpatizaba demasiado con el jefe Stalin en aquella época era una suerte de la hostia)-.

Total, que aún así a Bulgákov no le dejan ni publicar sus obras ni salir de Rusia. Y tiene a su pobre mujer toda preocupada porque le ve mustio. Entre unas cosas y otras Bulgákov se lía a mandar cartas y más cartas a Stalin para decirle lo desesperado que está. Poco a poco el escritor se va quedando tonto de mandar tantas cartas y empieza a ver a Stalin paseando por su despacho como Pedro por su casa. Y de eso va a grandes rasgos, ‘Cartas de amor a Stalin’.

Y he aquí las diez razones por las que no debes perderte ‘Cartas de amor a Stalin’ los próximos 22 y 23 de febrero en la sala La Tirana Malas Artes (Madrid) ni el 26 y 27 de marzo en la sala Plot Point (Madrid).

1.- Juan Mayorga es un escritor que lo flipas. Hay gente que escribe hasta una tesis sobre él. Hay gente que hasta dice que es Dios. En cualquier caso, es un dramaturgo brillante y poder ver el montaje de una de sus obras es una gran oportunidad que no merece ser desaprovechada.

2.- Está de moda. Hay que reivindicar en el teatro como se reivindica en los Goya, o incluso más (como bien dice Mayorga: “El teatro es un arte político”). El tema de la historia es la libertad de expresión y la censura. Que si el arte tiene que servir a la revolución y no estar al servicio de leales funcionarios. Pues eso, que han pasado como ochenta años pero hay que seguir protestando.

3.- Porque vamos a hacer un ‘Cartas de amor a Stalin’…tchán…¡sin un actor que interprete a Stalin! Nos parece mucho más emocionante y divertido. Stalin está dentro de la cabeza del escritor Mijail Bulgákov así que puede ser cualquier cosa. Un busto, un maniquí o su mujer disfrazada. 

4.- Es bonito apoyar a grupos pequeños. ¿Quién quiere ir a ver el Rey León en la Gran Vía? Con esa orquesta en directo y esos actores que se mueven en el escenario como gacelas. Qué rollo.

5.- Sirve para estudiar. Mayorga es un tío que da asco de lo listo que es y tiene como tres carreras. A pesar de no ser una obra histórica retrata bastante bien el momento histórico y lo que suponía entonces para los autores rusos vivir en el exilio. “Mi escritura se nutre de esta tierra” y tal. Vamos, que las tradiciones y el folclore eran fuente principal de inspiración. 

6.- Marco Hernández y Zoe Martín son las nuevas promesas del teatro español. Además están sobreviviendo la semana anterior al reestreno a gripes, mononucleosis y otras enfermedades. Están hechos de una pasta especial, claro está.

7.- Es un montaje diferente. De los que hemos visto de la misma obra, claro, tampoco nos creemos tan originales. 

8.- Plot Point y La Tirana Malas Artes son don salas estupendas. Apuestan por el teatro y por los grupos jóvenes. Eso se agradece.

9.- Vivimos en Salamanca. Y no salimos mucho del pueblo, por desgracia. Madrileños, no desaprovechen la oportunidad.

10.- Teatro Ultreia tiene mucha mucha mucha guerra que dar. Qué aún no hemos muerto de hipotermia en el local en el que ensayamos una noche salmantina cualquiera solo significa que con nosotros no puede ni un Ministro de Cultura. Después de sobrevivir ensayos maratonianos a bajo cero durante ocho años, aquí nos vamos a quedar. Venga ya.

 

*Quienes conozcan la obra de Mayorga sabrán que el tono de este artículo dista mucho de su maravillosa escritura. Y quien no, dicho queda.